martes, 29 de agosto de 2017

Nos volvimos a encontrar,
Esta vez sin vendas en los ojos.
Sin canciones en las que cruzarse.
Y es que a veces la vida es como una tormenta de verano,
Que aparece sin avisar.
Que te pone la piel de gallina,
Cuando se cruza contigo.
Que disfruta de Madrid y parece
que todo lo deja limpio.
Que las miradas son negras,
Pero la lluvia hace que sean más claras.

Tiempo

Hace días que ya no se en que día vivo.
Que la hora se mide en día y noche.
Hace tiempo que me volví  loca de remate.

Hace tiempo que descubri que el mundo necesitaba un poco de locura, que ya había demasiados cuerdos.

Dicen que los males se curan a base del tiempo,
pero que sin tiempo se vivía también muy bien.

Hace tiempo que hice una promesa al tiempo,
Más bien,
a este tiempo.
A eso que algunos llaman año,
a este año.
Le prometí que,
viviría hasta desgastarle.

Y aquí estoy,
en un lugar azul tumbada,
mirando las estrellas.

Donde los relojes no existen.
Donde los billetes vuelan.
Donde los aviones cogen velocidad,
y vuelan alto, a veces muy alto.

De arriba a abajo.
De aquí para allá.
De norte a centro.
Y del centro a miles de rincones.

Y que poquito, de eso que llamáis tiempo,
Para la siguiente aventura,
Para el siguiente contratiempo,
Para salir otra vez corriendo.

Que poquito para la mayor locura,
Y la más grande aventura.

                                    Nos vemos pronto!

sábado, 26 de agosto de 2017

Rápido!
Sueña!
Que la vida va y viene.
Que el barco se va, y las olas vienen.

Rápido!
No le pierdas!
No otra vez!

Rápido!
Coge la tabla,
Ponte de pie,
antes que la marea.

Rápido!
Surfea,
Sueña y dile
Adiós a los problemas.