miércoles, 12 de julio de 2017

Volví a aquel lugar, un año más tarde.
Me volví a tumbar en aquel sillón, y mire al cielo.
Busque las estrellas que prometí una noche volver a ver junto a ti.
Pero ya no estaban, como arte de magia habían desaparecido.
Y entonces el cielo parecía negro. La noche se había adueñado del bar.
Ya sólo quedaba un barco pescando o simplemente viajando por la mar.
La luna ya no brillaba en el mar, de hecho ni si quiera la veía.
Y entonces, me di cuenta de lo que había cambiado todo en un año, de lo rápido que pasa el tiempo y el porqué de la frase : "el mar, allí donde se dejan los problemas, Allí donde la gente olvida sus penas."

No hay comentarios:

Publicar un comentario