viernes, 30 de junio de 2017

Y entonces te das cuenta de que tu día sólo tiene 24 horas.
Y que tu necesitas 36...
Que el dormir ya no se puede como antes, que tu vida pasa como un relámpago y no te da tiempo a coger aire.
Y entonces entre tantas y tantas cosas tu cabeza sigue pensando únicamente en que le pasara a el, en que puedes hacer.
Y poco a poco sientes como te van tirando tierra y te vas hundiendo en una montaña de preocupaciones, pero ya no te importa respirar o las muchas cosas importantes que tengas, solo te importa el.
Y entonces te das cuenta de tus prioridades y de lo jodido que es querer.
Y solo puedes seguir hacia delante, tragando un poco más de tierra, respirando un poco menos,muriendo un poco más, y dejar en algún sobre aquella preocupación que te invade.
Y entonces te das cuenta de que quizás no sepas arrancarte el corazón  y meterlo en un sobre.
Y quizás es que te tengas que quedar ahi, entera, metida, callada.
Esperando a que decida abrirte, a hablarte, a decirte.
Esperando como el tantas veces esperaba.

jueves, 29 de junio de 2017

Sabes?
Me encantaría decirte la mítica frase de "no quiero perderte". A ti no.
Pero la vida avanza,
y no se en que parte estas.
Tan solo se que quiero volver a verte,
Cara a cara e ir de frente.
Me encantaría poder hablar contigo, aunque solo fueran 5 minutos más,
y que una vez más me escuches como solo tu sabes hacerlo.
Pero que cambiaría todas esas ganas de que me escucharás,
por 10 segundos en los que de verdad me hablaras.
Y sueño con que quizás, algún día esto no sea más fantasía y se haga realidad.
Dicen que el amor llega con la primavera,
Qué surge en playas y arenas.
Que en verano crece y que cuando llega el otoño acaba.
Yo la verdad que, no se cuanto durará esto.
Que ni tan si quiera sé si es amor.
Que ni tan si quiera reconzco esta emoción.
Pero se que esa mirada habla más que cualquier boca.
Se que esas manos, son únicas.
Y sé que tu sonrisa durará siempre.

lunes, 19 de junio de 2017

Corazón

Dicen que cuando un corazón sangra, es difícil de parar.
Que los latidos impulsan la sangra cada vez más.
El mayor de los problemas, no era que empezará a sangran, no era la herida.
El problema eran aquellas cicatrices mal curadas, cosidas y descosidos que estaban apunto de estallar.
Dicen que la sangre sin corazón,  no podría caminar.
Dicen que sin corazón no se puede vivir.
El corazón que gran órgano.
Dicen que es el que mueve el amor en el mundo y que también lleva el odio.
Dicen que es el que cambia toda la razón.
Pero aquel ya casi no tenia sangre.
Se había desangrado de tanto golpearlo.
Decían que por muchas transfusiones con tantas heridas, moriría.
Que necesitaba piel, piel nueva que aquella era más hilo de costura que piel.
Que ya no habría quien pudiera hacer una sutura.


Nadie la entiende.
Pero quizás, el problema ya no era de ella.
Quizás la vida había jugado demasiado bien sus cartas, para acabar con ella.
Quizás su sonrisa ya no era la misma porque se la habían robado demasiadas veces.
Quizás ya no tenía fuerzas porque ya lo había dado todo.
Quizás todo era cuento y ella ya no tenía parte de historia.
Quizás solo le quedaba ver como los cigarros se consumían uno tras otro, hasta morirse en cualquier esquina.
Quizás solo le quedaba ir  a aquella montaña rusa sin acabar y acabar por fin con todos los problemas.


Así. .. allí.. Sin más.

Y de repente lo vuelves a escuchar aquella frase:
" dime que hay que hacer para acabar con esta mierda que te está consumiendo"
Aquella frase que va tras la boca de los que te quieren.

Y es que hay veces que te come la rabia.
Hay veces que quemarias Troya, y cada una de sus historias.

Hay veces que lo fácil seria que todo quedará en cenizas y soplar sin más.

Hay veces que no soportas sufrir más.
Hay veces que todo acaba, así, Allí, sin más.

jueves, 15 de junio de 2017

Coincidieron de frente

Cuenta la leyenda que se habían cruzado unas 100 veces antes de conocerse.

Cuentan que a pesar  de haberse visto, a pesar de haber cruzado alguna palabra, no había sido suficientemente importante para ninguno de los dos.

Hasta que un día se conocieron. Coincidieron de frente.
Los dos solos en un banco.
Los dos tomando algo.

Y cuentan que allí ella empezó a verle, un poco más allá de lo que le vio las demás veces.
Cuentan que con solo mirarle los ojos, sabia cosas que antes no imaginaba.
El paso sin más,  con su orgullo por delante y su mirada dejando rastro.

Dicen que un buen día empezaron a hablar, y que a ella le cambio la vida.
Y entonces el, empezó a verla.

Dicen que para ella, era tan importante como un padre.
Que el, le había enseñado las  cosas más importantes de la vida: a escuchar, a amar , a mirar mas allá, a sonreir y a llorar.

jueves, 8 de junio de 2017

Mentiras

Un gran escritor dijo un día que una vida basada en hechos reales, era una vida con mentiras.
Un gran amigo me dijo que no había verdades sin mentiras, que las mentiras necesitaban existir para poder decir la verdad.

Sin lugar a duda los dos tenían razón.
Lo que no sabia es si esto sería una verdad o una mentira.

Dicen que ella estaba diseñada para mentir, que cada vez que decía verdades, eran tan grandes como templos. Tan ardientes que quemaban, tan sinceras que podías sentir el cielo o el infierno.

martes, 6 de junio de 2017

Torre effiel

Y a veces intentas encajar todas las piezas de un puzzle y no puedes.
Sabes que todo forma parte de la torre effiel, lo que no sabes es que cada una de las partes de hierro llevan una historia, son de una manera y de una forma.
Dicen que esta hecha de hierro fundido, quizás de las veces que jugó con fuego y se quemó.
Dicen que esta en todas partes, que vayas donde vayas la ves.
Y quizás no es porque sea grande, si no porque marca huella.
Quizás es porque no habías visto un edificio tan único como ella.
Dicen que la gente sube, hace largos recorridos para estar aunque solo sea 5 minutos con ella.
Hacer una foto, contarle una historia o simplemente guardarla en su memoria.
Lo que no sabían es que era una chica, que mas de hierro, era de sentimiento...
Y así la pasaba que era capaz de escribirle un gran  texto a aquel joven que pasaba en un bus
Aunque no le conociera,aunque no lo leyera, aunque no le importará.
Dicen que la encantaba confundir y que era muy difícil saber lo que pensaba, saber de qué color era y si en verdad sentía lo que creías.
Y es que tanto amor en París y en la torre effiel pero ella era incapaz de decir que estaba enamorada, si, hasta las trancas.



La chica del kayak

Cuenta la leyenda que era la chica del Kayak.
Cuenta la leyenda que esa absurda afición empezó en Michigan.
Cuentan que era capaz de cruzarse todo el lago Michigan para apartarse a ver las estrellas,
para disfrutar de la compañía, para decirle una vez más que si a la vida.
Cuenta la leyenda que nadie confiaba en ella,
pero que les demostró que no había nada imposible.

Cuenta la leyenda que solo necesitaba un remo y un kayak,
para viajar a cualquier otra parte.
Que la distancia no importaba, que siempre había que volver.
Cuentan que podía ir mas rápido que cuando corría.
Que podía sentir la fuerza y la suavidad del agua, más que cuando nadaba.

Cuentan que el viento jugaba siempre a su favor,  y que no había nada mejor,


viernes, 2 de junio de 2017

Y entonces te encuentras con alguien que te conoce a la perfección mejor que tu.
Que hasta los enigmas más rebuscados que haces los resuelve.
Al que no puedes mentir aun siendo experta, porque te conoce mejor que tu misma.
Y entonces te das cuenta de que quizás tengas un tesoro y lleves mucho tiempo sin creértelo.

Ilutration                                                                                                                                                     Más:

la chica del cuentakilometros

La chica del cuentakilómetros,
La que llevaba siempre la espalda cargada con  su mochila, llena de experiencias.
La que un buen día, se le olvido porque creía haber madurado y ya era toda una mujer con bolso.
Hasta que salió de viaje y alguien le dijo que tenía que preparar su mochila para los buenos recuerdos...


Y cogio un bolso grande porque quería que cada momento a su lado fuera especial, quería llenarlo hasta el máximo aunque por dentro solo hubiera un desorden de cosas.
Quería atrapar todo y entonces un buen día,
descubrió que las miradas no se pueden guardar en un bolso, ni en  ninguna mochila,
que se clavan en el corazón ,
como las de aquel día.
A veces para curar heridas,
otras para hacer cicatrices,
pero las tuyas siempre serian especiales.
Porque por mucho agujero que pudieran provocar, se convertían siempre en respiradero.










Me dijeron que no había nada más bonito que la primavera.
Eso es porque no han visto tu mirada.
La mirada más intensa que he visto nunca.
Esa que brilla como ninguna.
Y que difícil es vivir sin mirar esos ojillos y que dolor cuando cambian y se empañan.