martes, 11 de abril de 2017

Dicen que hace hace mucho tiempo un día como hoy nació una gran historia.
Y, es que amigo, parece que fue ayer cuando nos conocimos.
Parece que fue ayer cuando coincidimos en una calle perdida en medio de Madrid
Algunos la llamaban río rosas.
Parece que fue ayer, entre cigarro y cigarro encontré a una verdadera amiga.
Pero es que amigo, no sólo encontré una amiga, encontré a la persona de mi vida!
A aquella que fuma los cigarros hasta desgastarlos, aquella flor entre tanta colilla.
Aquella que me enseñó un día a valorar lo que era la poesía,  y ahora por su culpa sonrió cada vez que en mi móvil suena el primer audio que escuche de Loretosesma.
Aquella culpable de que la vida de vez en cuando sonría.
Aquella persona que te puede escuchar horas y horas de tu vida.
Aquella, que te debate cuando no llevas razón, la que lucha, la que se enfada y la que le echa huevos a la vida.
Aquella que lucha cada día.
Aquella que sabe apreciar la belleza de la vida
Aquella de la bata, del pijama de las idas y venidas pero con la que te echarás siempre las mejores risas.
Aquella que ha estado en los momentos más importantes, cuando no estaban mis padres como la matricula de la universidad.
Aquella que sin lugar a duda tendría mil libros de poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario