viernes, 3 de marzo de 2017

Cogió su violin de nuevo


Prometió coger su violín de nuevo.
Saltó de la cama, se secó las lágrimas y
prometió dejar salir aquella rabia.

Pero hubo un momento que casi no se escuchó,
y poco a poco como si fueran puñaladas el violín movía.

Aquel amor, lo expreso en música.
Todavía sentía pasión.
Las lágrimas caían a su alrededor.

La música contaba la historia de su amor, de su derrota y de su pasión.
La música bailaba con la rabia, la alegría y el corazón.


La música coloreaba otra vez su vida, y poco a poco su corazón latía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario