miércoles, 15 de marzo de 2017

50 balas

pa- pa- pa .
Una tras otra.
50 balas.
Formaba parte de un gran ejercito.
El ejercito más grande que jamás nadie haya conocido.
Era hora de luchar.
Tenía claro que iba a ganar.
La batalla volvía a empezar.
Nadie nos iba a parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario