jueves, 9 de febrero de 2017

Se te iba la vida a pedazos





Se te iba la vida a pedazos.
Veías como caía todo tu mundo poco a poco.
El cielo se iba rasgando y cayendo como confeti alrededor.
No había nada que hacer.
De repente sonaba tu canción.
No tenías fuerzas, ya no había cielo, ya no había sol.
Pero de repente, lo tenías que hacer.
Y recordaste quien eras.
Eras tú, aquella que habia luchado día tras día.
Y comprendiste que el cielo todavía no se había caido del todo, que aun quedaba un poco.
Y empezaste a bailar bajo aquella lluvia.
Si, como un pato mareado,
y poco a poco te fuiste levantado.
Y empezaste a ver que tu cielo se tenía que caer para poder ver el sol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario