jueves, 9 de febrero de 2017

Era de esas

Era de esas, de las que se había rendido después de años luchando.
Era de esas, de las que habían hecho todo lo posible para arreglarlo,
y acabaron derrotadas en alguna esquina de aquella habitación llamada corazón.

Era de esas de las que no sabían vivir sin rimel en las pestañas,
de las que ya no sabia disfrutar la vida como antes.
Era de esas de las que se tumbaban en la cama después de un largo día de fiesta,
con la esperanza de que a la mañana siguiente todo fuera mejor.

Era de esas de las que quería más allá de los complejos.
De las que incluso durmiendo vivía con amores pasajeros.
Era de esas, de las que se tumbaban y podían estar días y días sin salir, sin querer vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario