miércoles, 15 de febrero de 2017

Dice la leyenda que...

Dice la leyenda, que ellos eran tiempo.
Dicen que el tiempo pasaba cada vez más rápido.
Dice la leyenda, que el tiempo iba rápido y a la vez lento.
Dicen que aquel amor era como un reloj de arena.
Un amor que dura poco a poco, pero se vive intensamente.
Un amor que cae grano a grano, que se deshace mientras los dos están en un pleno abrazo.
Dice la leyenda que aunque el tiempo se los llevara,aunque el tiempo los destruyera, siempre habría alguien que podría dar la vuelta a  aquel reloj y que todo empezara de nuevo.
Dicen que eran arena, frágil, ligera y que el más mínimo viento se lleva.
Pero cuenta la leyenda que aquella arena era transformable en mil cosas y cuenta que por mucho viento que venga aquel viento, no podría destruir ese cristal creado con amor verdadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario