martes, 28 de febrero de 2017

Barquitos de papel

Y por su cabeza pasaron miles de barcos.
Ella estuvo en miles de puertos, pero ninguno coincidía con el mar de su pelo.
1, 2, 3, 4 cada barco, se iba a otro puerto.
Y ella cada vez estaba más helada, cual iceberg.
Y quién sabe quizás otro titanic estaría de nuevo en el mar.
Y quién querría barquitos de papel que se mojan en cualquier mar,
pudiendo albergar grandes barcos.

Y quizás el secreto, estaba en esperar un poco más. 

martes, 21 de febrero de 2017

Tratando de encajar las piezas.



Allí estaba ella, tratando de comprender el mundo.
Tratando de encajar las piezas.
Intentando creer una vez más en el ser humano, 
para no mandarlo todo a la mierda.
Allí estaba con las piezas que le faltaban esta mañana,
poco a poco colocandolas.
Poco a poco poniendo todo en su sitio.
Poco a poco bajando a sus ídolos.
Allí estaba siendo ella, y volviendo a recuperar ciertas piezas,
las cuales quizás alguien había tirado al final de la habitación,
allí donde estaba la puerta.


lunes, 20 de febrero de 2017

Recuerda

Y veías como se te destrozaba, como se caía y se golpeaba.
Se te caía, ya ni un abrazo podía sostenerla.
Y ya estabas cansada de sujetar tantas piezas, bastante tenias con las tuyas.
No querías abrazarla más, ya estabas cansada. 
Pero aquella amiga solo te dijo hoy.. ABRAZA
Pero tu ya sabias que eso no serviría de nada.
Que no pequeña, que tu no tenías suficiente fuerza.
Que esto también se escapaba de tus fronteras,
y entonces remarcaste en tu Agenda: 

"Recuerda que es él, el que te da la fuerza"


El abrazo de mi universo

Y entonces se paró a pensar.
Y solo quería un abrazo suyo.
Por que él había pasado a ser su universo.
Le seguía amando aunque no estuviera cerca.
Le miraba desde lejos como si estuviera allí arriba en cielo, como si realmente fuera universo.
Le miraba desde cerca y le parecían mil mundos.
Era sol, y estrella, que a veces cegaban.
Pero dicen que el amor a veces tiene que cegar para poder olvidar.
Y sabía que ese abrazo, que cada uno de sus abrazos era muy especial.
Y abrazaba para no mirar.
Y abrazaba para volver a sentir su corazón un instante,.
Y abrazaba para no derrumbarse en la proxima caída.

Comprendieron que

Y entonces los dos comprendieron que ella, estaría ahí siempre.
Para cuidarlo cada vez que se cayera, para coser cada cicatriz que él tuviera.
Para sacudir el polvo de cada caída, para lavar las manos de tantas heridas.
Para cuidarlo, para abrazarlo.
Pero siempre, y al fin y al cabo,  para amarlo.

jueves, 16 de febrero de 2017

Sonreia

Y nos volvimos a ver.
Y sonreías.
No te puedes hacer idea de lo menos que echaba esa sonrisa, ni yo misma lo sabia.
Y me alegraba, y estabas tan guapo como siempre o quizás algo más.
Y no se si era impresión mía o tus ojos volvían a brillar.
Y creo que ese momento ese instante había sido tan simplemente genial, que lo tenia que contar.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Dice la leyenda que...

Dice la leyenda, que ellos eran tiempo.
Dicen que el tiempo pasaba cada vez más rápido.
Dice la leyenda, que el tiempo iba rápido y a la vez lento.
Dicen que aquel amor era como un reloj de arena.
Un amor que dura poco a poco, pero se vive intensamente.
Un amor que cae grano a grano, que se deshace mientras los dos están en un pleno abrazo.
Dice la leyenda que aunque el tiempo se los llevara,aunque el tiempo los destruyera, siempre habría alguien que podría dar la vuelta a  aquel reloj y que todo empezara de nuevo.
Dicen que eran arena, frágil, ligera y que el más mínimo viento se lleva.
Pero cuenta la leyenda que aquella arena era transformable en mil cosas y cuenta que por mucho viento que venga aquel viento, no podría destruir ese cristal creado con amor verdadero.

viernes, 10 de febrero de 2017

Decidió abrazarse


Y decidió abrazarse lo más fuerte que pudo.
Hasta que esas estúpidas mariposas salieron.
Sabía que algún gusano de esos siempre quedaría dentro.
Pero necesitaba que las demás salieran de su vida después de aquello.
Floreció como nunca lo había hecho, era la flor más bonita del jardín.
Esa que estaba por la noche, y por muy mal que estuviera conseguía que la luna saliera.

Y que las estrellas la alumbraran.

jueves, 9 de febrero de 2017

Se te iba la vida a pedazos





Se te iba la vida a pedazos.
Veías como caía todo tu mundo poco a poco.
El cielo se iba rasgando y cayendo como confeti alrededor.
No había nada que hacer.
De repente sonaba tu canción.
No tenías fuerzas, ya no había cielo, ya no había sol.
Pero de repente, lo tenías que hacer.
Y recordaste quien eras.
Eras tú, aquella que habia luchado día tras día.
Y comprendiste que el cielo todavía no se había caido del todo, que aun quedaba un poco.
Y empezaste a bailar bajo aquella lluvia.
Si, como un pato mareado,
y poco a poco te fuiste levantado.
Y empezaste a ver que tu cielo se tenía que caer para poder ver el sol.


Era de esas

Era de esas, de las que se había rendido después de años luchando.
Era de esas, de las que habían hecho todo lo posible para arreglarlo,
y acabaron derrotadas en alguna esquina de aquella habitación llamada corazón.

Era de esas de las que no sabían vivir sin rimel en las pestañas,
de las que ya no sabia disfrutar la vida como antes.
Era de esas de las que se tumbaban en la cama después de un largo día de fiesta,
con la esperanza de que a la mañana siguiente todo fuera mejor.

Era de esas de las que quería más allá de los complejos.
De las que incluso durmiendo vivía con amores pasajeros.
Era de esas, de las que se tumbaban y podían estar días y días sin salir, sin querer vivir.

jueves, 2 de febrero de 2017

I can´t take your eyes off

Estaba ahí sentado frente al ordenador...
Escribiendo papeles, trabajando.
Y fue ahí cuando me di cuenta de que no podía dejar de mirarle.
De que I Can´t take your eyes off.
Sonrió, lo prometo que sonrío y salió su pequeño peter pan.
Cogí el móvil e intente distraerme pero el volaba por toda la habitación.
Volví a mirarle era inevitable, creo que alguien más lo vió.


miércoles, 1 de febrero de 2017

Leggins

Era la chica de los leggins.
Nadie lo dudaba.
Y había quien la veía como eso, y había quien sabia mirar más allá.
Era la chica de los leggins apretados con el culo bonito paseando por Madrid.
La chica de los leggins abiertos, por que cada vez que se los ponía se iba a comer el mundo.
Era la chica que tenia leggins para cada momento.
La chica que se ponía los leggins de pelo porque se moría de frio.
Lo que no sabia aquella chica es que el pudiera describir tan bien cada uno de sus leggins.
A veces me conocéis mejor que yo misma.

Sueños

Un día... me intentaron robar los sueños,
Por un momento lo consiguieron.
Caí ... Pero no sabían que desde abajo,
se veía todo más grande y los sueños crecieron.
Y yo crecí con ellos. 
Aprendí a que cuando caía tenia que volver a levantarme.
Aprendí que cuando estaba ahí, en lo más alto de las nubes podía lanzar a los que estaban en la tierra, aunque solo fuera un instante.
Aprendí que debía de hacerlo, revivir otros sueños.
Aprendí que los sueños cambiaban, bajaban se compartían o te los robaban.
Pero que fueran únicos, compartidos o robados, nunca debía olvidarlos.