sábado, 21 de enero de 2017

Era de esas

Era de esas de las que le gustaba...¡arriesgar!
No era de las típicas que se tiraban del bordillo a la piscina, y menos de cabeza.
Era de las que se subían a una cala de 11 m a darlo todo, a vivirlo.
Por que quien no arriesga no gana.
De esas que se quedaban inmovilizadas tras la caída, pero nunca perdían sus risa.
De esas que creían 100% en la inocencia de cada persona.
De esas que siempre encontraban una razón para pasárselo genial.
Esa guerrera, que luchaba con sus puños y con su risa,
y que nadie pensaría que pararía.
De esas que razonaban todo.
Hasta que hubo algo que no se podía razonar.
Hasta que hubo algo que la pararía un momento y le daría 100 veces más fuerza para vivir aquella vida.
De esas que día a día estarán presentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario