viernes, 20 de enero de 2017

Ella, era lobo

Ella era lobo, aunque también mujer.
A veces más lobo que chica.
A veces más chica que lobo.

Pero cual lobo, necesitaba su bosque, su árbol y su naturaleza.
Necesitaba aquel árbol, dónde creció.

Aquel árbol que le protegió.
Aquel árbol que le enseño a defenderse de los demás lobos.
Aquel,  que en las noches de tormenta siempre tenía un hueco para ella.
Aquel que cuando hacía frió siempre le arropaban sus hojas.

Ese que la cuidó cual fiel amigo,
la quiso como solo un padre quiere a su hijo,

y la amo como solo un niño sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario