lunes, 16 de enero de 2017

a 200 / h

Así era ella, la chica que iba  a 200 km/ h.
A veces tan deprisa que no le daba tiempo ni a reaccionar sobre su vida.
Y claro, a veces era tan inevitable llevarse la torta.
Otras simplemente derrapaba y salia ilesa.
La chica de la música  a tope y una velocidad inmensa.
La chica a la que nadie conseguía llega,
 porque era difícil de alcanzar,
difícil de gritar con tanto ruido,
difícil de parar.

La chica que no podía ir lento.
La chica que solamente eras tú quien la parabas.
La chica que vivía a 200/ h y algún día tendría que parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario