jueves, 15 de diciembre de 2016

Y así era él, no podia ser de otra manera.
El que pintaba las estrellas, para que ella pudiera verlas.
El que se subia a las escaleras solo para que ella ese día
estuviera un poco más contenta.
Y aunque sabía que no podía estar con ella si pintaba sus estrellas....
su sonrisa le bastaba para que nadie importara.., solo ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario