martes, 13 de diciembre de 2016

Niebla

Había niebla.
Cubría todo Madrid.
A Nadie le gustaba. A mi sí.
Una vez más habías conseguido bajarme las nubes y hacerme tocar el cielo.
Una vez más podía sentir en mi cara pequeñas gotas casi imperceptibles mostrándome tu amor.
Una vez más podía saborear el frío con cada poro de mi piel que estaba descubierto en una mañana fría de invierno.
Una vez más me hacías sentirme especial entre tanto cuento.
Una vez más conseguía diferenciar entre el resto.
Una vez me enseñabas a ver lo que tenía delante, hacías cada paso especial con tus cortinas de humo.
Una vez más andaba metida en Madrid, aquel lugar tan especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario