lunes, 8 de agosto de 2016

Culpable

Y me arrepiento.
Totalmente culpable por no cuidarte.
Totalmente culpable por no dar el 100%.
Totalmente culpable por no saber apreciarte.
En mi cabeza cada una de las caricias.
Cada una de las miradas que se grabaron en mi corazón y ahora se clavan como espinas.
Cada caricia casual y no tan casual cada vez que nos cruzábamos.
Cada vez que hacías latir mi corazón como sólo tú sabías hacer y ahora ya no se que hacer y ahora ya no late.


No hay comentarios:

Publicar un comentario