lunes, 29 de agosto de 2016

Quizás. .

Y quizás solo estabas ahí para una simple palabra que venia incrustada en ti sin saberlo.
Y quizás por eso no podía decirte adiós, hasta descubrir lo que te trajo hacia mi.
Y quizás sea esa palabra la que cambie mi vida.
Y quizás tenga que renunciar a muchos sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario