lunes, 29 de agosto de 2016

Quizás. .

Y quizás solo estabas ahí para una simple palabra que venia incrustada en ti sin saberlo.
Y quizás por eso no podía decirte adiós, hasta descubrir lo que te trajo hacia mi.
Y quizás sea esa palabra la que cambie mi vida.
Y quizás tenga que renunciar a muchos sueños.

sábado, 27 de agosto de 2016

Y tú...

Y que no necesitaba perderme para darme cuenta de lo importante que eras en mi vida, cada vez un poquito más.
Y llegó el momento en que nos planteábamos cosas juntos y entonces me preguntaba como seria la conversación. Si esto seguiría para adelante o si quizás no.
Y entonces solté la pregunta de si realmente te querías quedar a mi lado.
Y tu te la pensaste. Y he de decir que no me molesto, porque las decisiones importantes hay que pensarlas.
Y que arriesgabas mucho, y yo también porque ya me sentía una parte de ti.
Pero entonces, me di cuenta de que no dudaría ni un minuto que  quiero estar a tu lado.
Y lo peor es que no se por qué quiero estar a tu lado, pero lo quiero.

viernes, 26 de agosto de 2016

Con su pelo alocado

Salia de nuevo a la calle, con su pelo alocado pero que le quedaba genial.
A los pocos minutos se hacía la coleta como todos los días,  aquella que no tardaría mucho en quitarse como siempre.
No podía estar quieta. Eso era impensable para ella. Lo hacía sin darse cuenta.
Y creo que e
ra eso lo que le enamoró más de ella, lo impredecible que era.

Perseidas

Y como cada noche,  se acostaba mirando al mar y a las estrellas.
Y solo podía pensar en lo que le gustaría que el estuviera ahí, en aquel gran hueco de la cama.
Y como cada día se despertaba allí, volviendo a ver el mar. Pero ni siquiera el mar le podía traer hasta allí, aunque las perseidas de aquella noche de agosto se lo hubieran prometido.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Decidio hacerle caso

Y entonces decidió hacerle caso.
Cogió sus zapatillas y salió a correr.
Y zas corto su pelo a media melena.
Era hora de cambiar.
Ya no solo por el. Si no por ella.
Y eso hizo. Era hora de volver a emprender el viaje a itaca desde el principio pero esta vez de otra manera.
Y a los pocos pasos estaba el. De manera inesperada apareció.
La chica no sabía que hacer. Era todo tan nuevo.
Pero decidió seguir para adelante.
No podía ver lo que había en su corazón por mucho que se lo dijeran.
Toda la vida haciendole caso al corazón y ahora estaba inesperadamente oculto.
Así que decidió seguir para delante, al igual que aquel mensaje que ponía en su camiseta: " the art of improvisation "

Las bienaventuranzas del peregrino

Las Bienaventuranzas del Peregrino
1. Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te abre los ojos a lo que no se ve.
2. Bienaventurado eres, peregrino, si lo que más te preocupa no es llegar sino llegar con los otros.
3. Bienaventurado eres, peregrino, cuando contemplas el camino y lo descubres lleno de nombres y de amaneceres.
4. Bienaventurado eres, peregrino, porque has descubierto que el auténtico camino comienza cuando se acaba.
5. Bienaventurado eres, peregrino, si tu mochila se va vaciando de cosas y tu corazón no sabe donde colgar tantas emociones.
6. Bienaventurado eres, peregrino, si descubres que un paso atrás para ayudar a otro vale mas que cien hacia delante sin mirar a tu lado.
7. Bienaventurado eres, peregrino, cuando te faltan palabras para agradecer todo lo que te sorprende en cada recodo del camino.
8. Bienaventurado eres, peregrino, si buscas la verdad y haces de tu camino una vida y de tu vida un camino,  en busca de quien es el Camino, la Verdad, y la Vida.
9. Bienaventurado eres, peregrino,  si en el camino te encuentras contigo mismo y te regalas un tiempo sin prisas para no descuidar la imagen de tu corazón.
10. Bienaventurado eres, peregrino, si descubres que el camino tiene mucho de silencio; y el silencio, de oración;  y la oración, de encuentro con el Padre que te espera.

lunes, 8 de agosto de 2016

Culpable

Y me arrepiento.
Totalmente culpable por no cuidarte.
Totalmente culpable por no dar el 100%.
Totalmente culpable por no saber apreciarte.
En mi cabeza cada una de las caricias.
Cada una de las miradas que se grabaron en mi corazón y ahora se clavan como espinas.
Cada caricia casual y no tan casual cada vez que nos cruzábamos.
Cada vez que hacías latir mi corazón como sólo tú sabías hacer y ahora ya no se que hacer y ahora ya no late.


Y q tontería más tonta. Querete y no tenerte.
Amarte y no poder hablarte.
Sufrir, casi sin poder vivir.
No poder verte, no poder hablarte, no poder ni disfrutar del arte.

sábado, 6 de agosto de 2016

Cuentan que..

Cuenta la leyenda que quien juega con fuego a veces se quema.
Que quien va a os san fermines le puede matar un toro.
Y que quien se enamora sufre.
Aquello tenia un poco de todo. 
Fuego que quemaba, fruto de pasión probablemente.
Toro, no solo por su fuerza, si no por todo lo que conllevaba.
Y sufrimiento, por que no podía quererle más, aunque a veces fuera un amor algo egoísta.

viernes, 5 de agosto de 2016

LLegamos

Llegamos a Madrid, después de miles de aventuras juntos.
Cada parte de mi cuerpo tenia un recuerdo de algún momento especial.
Los moratones de una gran caída que después fue una gran levantada.
El dolor en mi espalda de horas y horas de autobús. Las mejores horas que jamas pude imaginar.
Cansancio en mi cuerpo, a ratos imposible de mover. Fruto de un gran viaje lleno de aventuras y momentos geniales.