sábado, 11 de junio de 2016

No se si...

No se si era adición a ti.
Si era costumbre o realmente te quería.
Al parecer lo de que me encantes, es simplemente cosa de familia.
No se si realmente eras un juego, o algo verdadero.
Empiezo a pensar que todo esto es más de lo primero.
Y me da pena porque en realidad te quiero.
Y me da pena porque se que te preocupas por mí cada momento.
Que eres de los que cuando me caigo, viene corriendo.
Y sólo me sale dar gracias por cada momento junto a ti.
¿Por qué quién necesita cumpleaños si cada día tu eres mi regalo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario