sábado, 23 de abril de 2016

Ella veía amor..





Que ella veía el amor en cada una de sus calles.
Pero que después de que ella te describiera la calle... ¿Quien no iba a ver ese amor entre esas dos vespas?
Las mariposas volaban a su paso.
Cada rincón de Madrid mostraba todo el amor en cada una de sus calles.
La lluvia acompañaba cada esquina por la que ella pasaba.
La lluvia era el reflejo del amor que ella tenía.
Ya era inevitable esconderlo porque por todos lados se veía. Sólo había que mirar esa sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario