jueves, 11 de febrero de 2016

Atte. la chica del bus

A un bus de distancia nos encontrábamos los dos.
A un bus de distancia estaba nuestro amor.
Un bus de distancia era nuestro orgullo.
Los dos en el mismo sitio, a la misma hora, los dos en diferente autobús.
Los dos nos veíamos a través de un cristal, mientras pasaban las horas y las calles de Madrid.
Los dos en silencio, los dos mirando al viento.
Los dos nos cruzábamos cada día y prácticamente sin vernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario