miércoles, 30 de diciembre de 2015

Tu..

Que me calaste bien dentro.
Tu voz grave corría por mis venas.
Tu respiración oxigenaba mis pulmones.
Tus palabras me limpiaban por dentro.
Tus pensamientos fluían por mi cuerpo.
Y tu risa..tu risa paralizaba,
mi yo entero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario