viernes, 25 de diciembre de 2015

Cuando no quede nada dentro

Algún día , cuando el miedo no me paralice.
Algún día cuando las ganas sean mi oxigeno.
Algún día cuando pueda saltar a ese pequeño balcón y gritar todo lo que siento.
Algún día cuando Madrid este a mis pies y ya no quede nada dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario