jueves, 12 de noviembre de 2015

Dedicado a mi clase de 4 años, en especial a Joshua

Gracias por estos días tan increíbles en los que me habéis enseñado tantas cosas, se que nunca vais a leer esto, pero espero que algún día os encontréis con ello y que os podáis acordar de mi.
Joshua, me has enseñado que cualquier cosa puede ser graciosa, que la vida esta llena de carcajadas y de cosas divertidas.  De que eres un bicho, si. Pero de bicho estas aprendiendo y enseñándonos un montón. Que hasta una simple letra como es la "a" nos divierte tanto a los dos, sin ninguna explicación lógica. Se que estos pocos lo entenderán, pero solo decirte que eres genial. Y que espero algún día trabajar en uno de tus edificios de los que me construías cada día y cada momento con esos bloques. Espero poder ver el suelo desde tan alto, y tirarme desde clase con un trampolín a una piscina, porque enseñar con gente como tu, aparte de aprender es genial.
Me has demostrado en poco tiempo, que no hay nada imposible, y que aunque te borren un ejercicio una y otra vez, siempre será divertido el hacer algo, sobre todo si estas tú. Me has enseñado que aunque no sepas hacer algo, lo intentas una y otra vez, como un gran luchador. Hoy pongo la mano en el fuego y se que llegaras a ser alguien importante, y para las personas mas cercanas estoy segura de que seras el gran Joshua. No se si serás arquitecto, barrendero, o payaso, pero se que cambiaras el mundo. Y espero que esa sonrisa y gracia no te la quite nadie nunca, porque es genial. Espero verte algún día y que te acuerdes de mí. Y se que yo no te he aportado grandes cosas, pero el simple hecho de que hayas confiado en mi, me hayas dado esos abrazos, regalado esas sonrisas, y jugado tanto conmigo, ha sido increíble. Me alegra haber formado parte de este gran proceso contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario