martes, 27 de octubre de 2015

imposible

Que, era imposible, y sucedió.
Que no iba a pasar, y pasó.
Que nadie lo imaginaba y empezaron a soñar.
Que no se trata de magia, ni de azar,
Que fue la vida, la que nos regalo.
Que quizás fue el, el que todo lo cambió.

Distintos

Y es que pequeño, eramos tan distintos..
Tu cogías un gran paraguas para no mojarte por si acaso llovía,
y yo disfrutaba tanto de la lluvia.
Tú ibas con manga corta, y yo llevaba hasta mi bufanda.
Tú estabas serio, y yo sonreía.
Tú ya no eras tu, y quizás yo tampoco era yo.
Eramos tan distintos cuando estábamos juntos.
Y que pena que alguien haya puesto esa barrera,
quizás fui yo, quizás fuiste tu,
quizás no fue nadie y se puso sola.
Y que ilusa, pensaba que tu eras el fuerte que no temías ni a la lluvia.

lunes, 26 de octubre de 2015

Una vez mas

Una vez mas entre estas cuatro paredes naranjas, intercaladas con enormes cristales.
Una vez mas, mirando desde aquí todo Madrid.
Algunos dicen que es como estar en el cielo,
esperando a que te digan cuanto te queda para dejar de sobrevivir.
Para ver la vida y la muerte.
Para ver las miles de ambulancias que llegan al día,
y para recordarte que tu no estas ahí ni así.

Una vez más, se refleja este día triste en las paredes.
Una vez más, llueve en Madrid.
Que aunque solo sea una vez,
quiero coger este papel continuo y tapar esos cristales llenos de tristeza,
y alegrar este maldito lugar.

Una vez más, nadie sabe lo que estará por venir.
Una vez más, estoy aquí.
Una vez más, escuchó en el silencio,
lo que tienen que contar las miles de miradas tristes que hay en este lugar,
las miradas cansadas que ya tienen poco mas que contar,
las miradas heladas de esta ciudad.

domingo, 25 de octubre de 2015

Tenia que caer

Como cual hoja del otoño caía una y otra vez, tu te ocupabas de reconstruir me cada primavera.
Pero tenia que caer, era inevitable.
Tenía que sentir, eso era necesario.
Tenia que volar durante unos segundos, t después darme la ostia contra el suelo.
Hubo gente que intento pegarme cada hoja que se me calló, pero solo tu sabias que había que construirlas de nuevo.
Solo tu sabias que la belleza de ese árbol estaba dentro.
Y cual jardín, sólo necesitaba un poco de lluvia para renacer de nuevo.

viernes, 23 de octubre de 2015

Necesidad

Y de repente se vuelve a crear en ti esa necesidad.
La necesidad de verle cada día.
La necesidad de cruzar cada esquina esperando a que el la cruce.
La necesidad de correr a por el móvil cada vez que suena el tono de mensaje recibido.
La necesidad de sonreír, simplemente por el hecho de que podría ser él, el que este al otro lado de la habitación.
La necesidad de ir cantando por la calle aunque sea la canción mas mierda que hayas escuchado, porque simplemente le has visto y te ha mirado.
La necesidad de hacernos bromas entre nosotros, la necesidad de entendernos con las miradas, con las sonrisas o simplemente en el si
lencio de nuevo.

Niña

Que me hacías sentir como una niña otra vez.
Que me mirabas con ese amor, que nadie me miró.
Que me sonreías como siempre lo hacías por pasión.
Que aunque la distancia fuera mucho estaba segura de que volverá a ser poca.
Y que aunque ya no pueda ser esa niña pequeña, estoy segura que me harás volver a esa sensación en la que me cogías y jugabas.

jueves, 22 de octubre de 2015

M.L.S

Que te veo.
Desde la tierra al cielo.
Que me cuidas.
Desde el cielo a la tierra.
Que eres mi ángel.
Mi ángel eterno.
Que te recuerdo.
Mañana, tarde y noche.
Que te quiero.
Todos los días de mi vida.
M.L.S

lunes, 19 de octubre de 2015

Y de repente todo se paró

Y de repente todo se paró.
Tus ojos azules se quedaron perpetuos en mí.
Tu ángel y mi ángel se abrazaron y nosotros no parábamos de mirarnos, mientras caminábamos a diferentes lados.
Tu imagen se quedó grabada en mi cabeza, y de mis labios salieron estas palabras.
Contando la historia que no fue, y que simplemente se quedo en una anécdota
más.
Contando la historia de que espero volverte a ver.
En algún sitio,a alguna hora, en algún momento.

Oxigeno

Oxigeno, bendito oxigeno, el que me dabas cada día.
El que se convertía en una sonrisa.
El que sentía cada vez que respirabas.
El que por todo mi cuerpo viajaba.
Oxigeno, bendito oxigeno el que me daba la vida,cada día.
El que si no tenia, moría.
Oxigeno, bendita falta de oxigeno, cuando llegábamos a esos momentos insuperables que nos dejaban sin aliento.

"La vida no se vive por las veces que respiras si no por las veces que te dejan sin aliento"

Y en este caso eramos la excepción de la regla, nuestra vida si que la vivíamos con las veces que tu respirabas, y con las veces que a mi me dejaban sin aliento.

martes, 13 de octubre de 2015

Y así comenzó todo

Así comenzó todo, como en una película en blanco y negro.
El al fondo de la habitación tocando su gran piano.
Cada nota musical, me llegaba a algo que algunos definen como alma.
Cada nota musical, era como un latido que mi cuerpo necesitaba.
Mientras yo le miraba, sentía como el viajaba por su mundo, como cada nota musical era un gran salto para el, como el se movía con cada movimiento a algún lugar que yo jamas podría pasar.

lunes, 5 de octubre de 2015

no lo sé

Que no sé si estaré enamorada, o simplemente mi sonrisa se debe solo a tu gracia.
Que no se lo que me pasa cada vez que te veo, pero siento como si nuestras almas se conectaran.
Que quizás esto sea el amor, pero que si es así, me encantaría verlo día tras día a tu lado, con esa mirada seria, y a la vez con esa mirada de niño enamorado.
Que ojala todos los días me saques esa sonrisa, durante mucho tiempo..
Y toco madera, para poder sentir todos los días de mi vida, esto que hoy siento.
Quizás no seas tu el apropiado, pero quiero vivir con esta sensación todo el invierano.

viernes, 2 de octubre de 2015

Mi pequeña banda sonora

Trenes llegando y huyendo de la estación.
Mientras mis pies se mueven ligeramente de izquierda a derecha al ritmo de un reloj.
Viendo las horas pasar a través de ellos, viendo miles y miles de pies, caminando por el suelo. Unos grandes otros pequeños. Unos en la misma dirección y que de repente se separan y otros que llevan al encuentro.
Pies de diferentes clases, con zapatillas rotas, con zapatos de trajes. Pies a la moda y pies pasados.

Cruce de caminos

En un cruce de caminos estábamos los 3. Yo tenía que decidir entre los dos.
Mi razón me decía que sin duda te eligiera a ti, que no habría otra decisión mejor.
En cambio mi corazón gritaba poder verte  aunque fuera un minuto de mañana, gritaba que quería esa casualidad de encontrarse contigo aunque no fuera ni cierta.
Dos caminos tan diferentes.. Era fácil elegir, sabia lo que tenia que hacer. Pero mi corazón gritaba necesito verle.
La pequeña razón ganaba la batalla cuando cerraba los ojos yo le mostraba a quien quería ver.
Pero eso no le valía al pequeño corazón, porque sabia que no era real.
Y daba igual lo que hiciera o hiciese, que el único q llevaría el mejor sentimiento seria el corazón.
Pero y si ese sentimiento se convirtiera en incierto o en ilusión?