martes, 29 de septiembre de 2015

Respirar

Me encantaba cuando respirabas a mi lado, cuando de repente todo se quedaba en silencio y se oía la inspiración profunda del día que pasaba por tus labios.
Me encantaba porque cuando hacías eso, me dabas el oxigeno y una de tus sonrisas sin saberlo.
Me encantaba porque así podía saber que estabas cerca sin necesidad de verte, ni de mirarte.
Me encantaba por que era como el abrazo que necesitaba cuando estabas en la otra
punta de la sala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario