martes, 9 de septiembre de 2014

Si y no.

A veces creo que vivo en una carretera.
En una autopista de esas largisimas que te llevan a la playa.
Pongamos que de aquí a Bilbao.
Si y no.
Porque ni se conducir, ni de momento voy a Bilbao.
Pero hoy, asi veo la vida, como una autopista.
A veces te llueve, te truena en el camino y otras te hace el mejor sol visto nunca.
Mientras vas por la carretera tienes que soportar de todo.
Tuneles en los que necesitas luz.
Nieblas y lluvias en los que necesitas parabrisas y antinieblas para poder ver bien y no equivocarte.
Y ahi esta, quien no se ha equivocado nunca de salida....
Algunas nos dan una vuelta tan grande que nos pierde aun mas..
Tantas veces nos equivocamos en la vida.
Tantas creemos que la hemos cagado y nos ha servido para llegar a una carretera perdida de estas superbonitas.
Somos como coches en una carretera casi infinita, hasta que llegamos a nuestro final y decidimos quedarnos ahi de por vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario