martes, 1 de julio de 2014

Oh..

Oh querida, que agustito estaba contigo.
Calentita como en un pequeño nido me abrazabas.
Suave como una pluma.
Blanda como el algodon.
Me hacias soñar cada día y cada noche.
Me guardabas entre pulmas todas las noches.
Te quiero cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario