lunes, 14 de julio de 2014

Acorde a la melodia

Ahí estaba tímido pero cariñoso.
Su pelo negro ideal con sus ojos negros acordes a la melodía que sonaba en aquel momento.
Su vergüenza no podía quitarle esa gran sonrisa que te animaba cada día.
Esa gran sonrisa, que era la mas bonita de las que había visto hasta ese momento en mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario