lunes, 26 de mayo de 2014

Y ahi estabas

Y ahi estabas, pareciendo no hacer nada, pero haciendolo.
Y ahi estabas, porque a veces hay que saber escuchar los silencios.
Y ahi estabas porque tu mirada entraba dentro, en el alma.
Y ahi estabas suave, sincero y con lavia.
Y ahi estabas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario