domingo, 26 de enero de 2014

Libre


Y correr en mi caballo, libre como el viento.
Libre cuál pájaro que vuela.
Libre como siempre quise.
Libre.
Y poder trotar.
Y poder soltar.
Y perder el miedo ha hablar.

Y poder gritar, sin nada importar.
Y poder sentir el viento, como si fuera algo realmente inmenso.
Y coger velocidad y de momento no parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario