domingo, 8 de septiembre de 2013

empezando a ver

se avecina la guerra y dudo si moriré,
2 cañones me apuntan y estoy apunto de caer.
El temor a la muerte ha paralizado todo mi ser,
y frente  a los dos cañones mis ojos empiezan a ver.
ven un destino que no supe hacer,
ven las virtudes y los defectos que ya use una vez.
y sigo mirando los cañones que sangre han de traer.
En uno veo la pupila negra del ayer,
como noche que envolvio todo mi ser.
y lo lanzo a un destino lleno de bohemia, soledad y olvido.

1 comentario: