domingo, 14 de julio de 2013

Maestro

Tuve el mejor maestro y no le saque el suficiente rendimiento.
Grande como el mundo.
Sabio mas alla del universo.
Entrenandome como a un paleto.
Golpe tras golpe el seguia.
Caida tras caida, el apoyaba y yo resistia.
Y mientras escalera a escalera yo subia.
Paso a paso. Golpe a golpe. Verso a verso. Curso a curso.
Como una ola para el surfista.
Como aire para el aguila.
Como mar para el tiburon.
Como carne para el león.
Como oxigeno.
Bendito oxigeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario