martes, 8 de noviembre de 2011

TODAVÍA SE SIGUE...

Es curioso, porque después de mas de 3 meses.... ¡Se sigue hablando de la JMJ! La cual, en octubre se finalizo la ultima reunión sobre ella, y la verdad ya era hora.

Ha sido un trabajo muy duro pero reconfortante.
¡Me acuerdo como si fuera ayer..! Fue la semana mas intensa de mi vida. Todos los días había que estar a las 8 para preparar todo, en el caso de mi grupo..para guardar los carriles de emergencia.
Pero aun así nos lo pasamos genial, había gente maravillosa, con gran felicidad, y  que transmitía gran amor, y solo por eso mereció la pena.

Me gustaría haber llevado una de las banderas pero no fue posible...
Tener la oportunidad de estar allí fue increíble.. pensé que no podría ir..pero al final fui y sinceramente fue una de las mejores experiencias que he vivido y viviré nunca.


Era impresionante la fraternidad que había allí. Podías no saber como hablar con el otro, pero con una sonrisa lo decías todo.
La noche en cuatro vientos fue un tanto especial.... Todo el mundo se quejo y la verdad que tenían derecho, pero fue uno de los días que mas ambiente viví, ya que no estaba entre carriles de emergencia sino intentando que la gente  fuera a su zona.
Fue impresionante, ya que 4 vientos se desbordo. ¡No entraba tanta gente!
Nuestro país no sabia realmente lo que era una JMJ.

Había muchísima gente. Alrededor de aquel gran espacio, mas de 500 personas fuera porque no entraban ni en los pasillos que había entre zona y zona, ¡sin agua, ni comida!
Las fuentes estaban llenas, no paraban de llegar camiones cisternas para llenarlas, los bares repartían agua, pero todo eso a los de fuera no llegaba.
Hasta que nuestro jefe mando....descargamos camiones y camiones con agua y comida durante media noche acabamos con moratones en los brazos de cargar kilos y kilos en poco tiempo.

La piel de gallina, mientras cuento y leo esto..
Sin agua ni comida, cargando, sin dormir pero ¡Felices! ¡Gigantes felices!

Esa noche hubo mucho trabajo para nosotros. Pero eso no fue todo, ya que durante cierto tiempo llovió, una de mis partes preferidas ya que brasil comenzó y todos le seguimos. He de felicitar a aquellos brasileños( made in kiko forever) bailando y cantando que nos quitaban el frío mientras bailábamos.

Estábamos en una gran fiesta, eramos como hermanos, y nunca habíamos hablado. bromeábamos, cantábamos bailábamos, fue algo impresionante.
Mientras tanto se podía observar como los policías intentaban esquivar la lluvia en su furgón, pero no entraban todos.

Esa fue la noche en la que se cayo una carpa y el acceso 3 voló.
Aun así fue todo realmente genial.
A un conocido se le cayo esta carpa encima, estábamos todos preocupados, pero lo primero que nos dijo fue: "estoy bien mira las grapas, pero me gustaría haber estado allí durante toda la noche y no en el hospital, claro que podría haber sido peor"
Pero como no después de la tormenta, llego la calma. Y.. las banderas volvieron a hondearse y el cielo a brillar.


Hubo gente impresionante que iba a pasear las banderas de todas las naciones, yo no fui con lo cual no puedo decir muchos detalles.
Pero estas 3 amigas mías me contaron que fue genial, hondear la bandera de un país que no era el suyo pero que le hacia importante de alguna manera, y aunque no fuera su país le enorgullecía poder llevar una bandera tan bonita. Porque todos eramos hermanos. Todos eramos un solo país.

Los trenes iban mas que abarrotados, solo hay que observar esta foto, pero eso no era lo importante.
Lo importante eran la alegría que llevaban en su interior. todo el país que no lo vivió estaba preocupado por todo el dinero que iba a costar la JMJ pero no eran capaces de ver todo lo bueno que iban a dejar aquí. La alegría superaba todo el dinero y beneficio que dejaron. Nunca vi Madrid así.
Simplemente se iban a llevar un recuerdo bonito y muchos volverán a Madrid simplemente para recordar esa JMJ.



Pero lo que mas me impresiono, fue el encuentro con Kiko.

Cuando todo el mundo pensaba que ya no había nada mas que hacer..¡ Aparecimos!

La verdad es que en ese momento era distinto todo. La gente no entendía la JMJ y mucho menos que cuando dijeran que se había acabado apareciéramos nosotros.

Los policías, los sanitarios,los periodistas, los voluntarios estábamos agotados, deseábamos que se terminara nuestro trabajo y empezar a disfrutar.
y aun siendo voluntarios, periodistas o policias esa parte nos llego. hablo por mi experiencia, no soy ni policia ni periodista pero alguno de ellos estaban a mi lado y realmente les llego.
pense que nunca veria a un policia llorar, ellos parecen muy fuertes muy duros, pero me equivoque,por un momento me olvide que aunque fuera un tio serio,fuerte, duro, era una persona que alomejor tenia mas sensibilidad que yo. y la verdad esque fuen un momento muy intenso ver miles y miles hasta 3.000 chicas corriendo para irse a un convento, o 5000 chavales para el seminario era muy emocionante, no todo el mundo ve eso.
me acuerdo que justo al terminar una periodista entrevisto a dos personas que estaban a mi lado una era un niño pequeño tendira 11, 12 años que se levanto y lo tenia superclaro, no dudaba ni un solo momento, no me acuerdo exactamente  de que dijo pero al igual que la periodista y gente que habia alrededor yo tambien me emocione. porque realmente me parecia muy muy grande.

1 comentario:

  1. se que nose redactar muy bien y que la jmj llega 3 meses despues pero..esque todavia me sigue llamando tanto la atencion...

    ResponderEliminar