miércoles, 10 de enero de 2018

Y de repente te das cuenta que hacía mucho que no veías esa sonrisa.
Y intentas no prestarle atención.
Mirar para otro lado.
Pensar en otra cosa, pero sabes que te ha calado hasta el alma.
Sabes que está ahí, y que es lo más bonito que has visto nunca.

jueves, 4 de enero de 2018

Queridos Reyes Magos

Queridos reyes magos de oriente, este año me he portado regular.

He dejado escapar a mucha gente que merecía la pena, he echo que otra se enfadara conmigo, y se que probablemente no me merezca nada este año.

Pero después de todo el largo camino que habéis hecho quería escribiros un año más la carta. Sabiendo que como todos los años habrá regalos que no me traigais y otros que sí.

Este año no podré llevarosla yo, pero se la confío a unos niños muy valiosos, espero que os llegue.
No voy, porque este año no he rezado todo lo que debería.
No voy, porque no merezco estar a vuestro lado otro año.
Queridos reyes magos, quería pediros paz y alegría para que todos conozcan lo bueno que es Dios, ya me queda muy poca de la que me dejasteis otros años.
Quería pediros amor, porque si hay personas que no me hablan es porque no he sabido amar.

Quería pediros luz, para que guieis mis caminos. Las otras luces que me dejasteis se rompieron o están descansando.
Quería pediros fe.
Pero sobre todo que nunca dude que esto es parte de mi historia y que tiene todo el sentido del mundo.
Que tengais buen viaje.

miércoles, 3 de enero de 2018

Que no era la típica chica de hacer propósitos, pero tal dia como hoy haría una lista.

"despropósitos"
("No" Quererte)

Empezó a escribir una vez más lo que su corazón le decía para tacharlo.
Para no caer una vez más, a un abismo sin  salida.
Para no caer una vez más.
Estaba claro que había confiado en quien no debía.
Que había jugado donde no debía.

Que era,
pura criptonita.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Mentiras.

Desde muy pequeños nos enseñan que mentir es algo malo,
Y es hacerlo lo que te convierte en una mala persona.

Yo sin duda, era la peor.
Cargada llena de desastres,
de pequeñas mentiras,
que oyes en la calle.

Yo sin duda me sabía todas.
Solo me hacía falta mirar a los ojos para descubrirlas.
Había pasado por tantas,
Habia oído tantas,
Habia dicho tantas,
Que ya no sabía ni que era realidad,
Ni que era mentira.

Una canción decía que nada es verdad,
Ni nada es mentira,
Que todo depende del cristal con que se mira .

Y entonces empecé a entender que la realidad es mentira,
Que un simple hecho:
Puede estar bien, o puede ser horrible.
Que te puede caer condena perpetua o te den un premio.

Entendí que así las personas aunque vivieran lo mismo, todo dependía del cristal.

Y entonces aprendí que cada uno tiene un cristal y que jamás veremos lo mismo.
Porque no hay ninguna pupila, ni ningún ojo que sea igual a todo.
Y por eso la  tecnología empieza a usar los ojos como medida de seguridad.
Y por eso tu jamás me entenderías.
Porque no sabías ni la mitad de lo que esas pupilas habían visto.

Pero un viejo amigo, no hace mucho mientras íbamos caminando por un largo viaje me dijo que podíamos nacer de nuevo. Ser una criatura  nueva, a lo que yo me reía, pero claramente clavó en mi corazón.

Y quizás los ojos también puedan. Y quizas, y ojalá puedas volver a mirarme de  nuevo.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Diciembre y no estas

Y como ya dijo bely basarte:

"Me convezco cada noche de diciembre,
Suficiente vodka sabe a ti.
No nos queda ya nada en común."

Y no nos queda nada en común,
Y yo sigo aquí.
Perdida entre un montón de gente.
Esperando verte.
Clavandome tu mirada,
en lo poco que me queda de corazón,
Una vez más .

Y con tanta gente,
Y mi mirada solo se fija en ti.
Solo en ti.